lunes, 27 de febrero de 2017

CAPILLA DE LOS HUESOS (capela dos ossos) Evora, Portugal.


"Nos ossos que aquí estamos, polos vossos esperamos". La Capella dos ossos, situada en Elvas, Portugal, nos abrió sus puertas en un día frío de viento y lluvia. Todo acompañaba a la sobrecogedora experiencia que estaba a punto de acontecer. Una estancia lóbrega y oscura se abría ante mis ojos y en inscripción tallada en piedra esas palabras, " los huesos que aquí estamos por los vuestros esperamos".





Esta pequeña capilla fue construida en el siglo XVI por un monje franciscano de la región. La finalidad de esta construcción no era otra que recordar la brevedad del ser humano en su paso por este mundo. Un altar macabro al memento mori, como recuerdo constante de que solo estamos aquí de paso y que la eternidad nos espera, en el otro lado.





Las columnas decoradas con calaveras y largos huesos conducen a un techo abovedado, pintado con símbolos de la pasión de Cristo. Algunas partes del osario se reconstruyeron en 1810, tras las guerras napoleónicas. Fue entonces cuando se completaron y restauraron las pinturas.



Entre sus paredes pueden contarse con mas de 5000 personas procedentes de cementerios de la zona, ya que ,según una fuente documentada, la alta burguesía quería destinar aquellas tierras a la caza.
Algunos de los cráneos que allí reposan tienen inscripciones dibujadas sobre ellos, y en ocasiones puede encontrarse presidiendo la estancia los cadáveres disecados de un niño y un adulto amarrados con cadenas.



Para aquellos interesados en visitar la Capela, os informo de que su precio es de 2€ para adultos y 1,50 € niños y jubilados. En caso de que quieras realizar fotografías tienes que añadir 1€ mas. El horario es todos los dias de 09:00 a 12:50h por la mañana y de 14:30 a 17:45h (17:15h en invierno) por la tarde.


Y recuerda: 
Respice post te! Hominem te esse memento!
"¡Mira tras de ti! Recuerda que eres un hombre" (y no un dios).


Información sustraida de "el imperio de la muerte" de Paul Koudounaris. Imagenes Personales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario